Blogia
Matemáticas y cosas mías

Las dos últimas etapas (28-12-2003, 04-01-2004)

Las dos últimas etapas (28-12-2003, 04-01-2004) La semana pasada no hice mi habitual reseña de la etapa del Domingo. Por tanto, hoy me toca hacer la reseña de la última etapa del 2003 y la primera del 2004. El Domingo 28 de Diciembre del ya pasado año teníamos previsto consumir las viandas sobrantes de nuestra reunión gastronómica anterior (sobró bastante para que vean que no comemos tanto). Así que planteamos un recorrido con bajada por "Los Colegiales", subida al castillo de "La Mola" (Novelda) y vuelta a Elda por un camino paralelo al río Vinalopó hasta llegar al área recreativa de "San Crispín". La primera parte fue sencilla, no hacía frío y el camino era bueno, pero la vuelta fue otra cosa, se levantó un frío viento que amenazaba lluvia y finalmente comenzó a llover y se hizo bastante difícil avanzar por las ráfagas de cortante viento. A pesar de esto imprimimos un ritmo vivo y llegamos en el tiempo acordado a "San Crispín" donde nos esperaba uno de nuestros compañeros preparando el almuerzo. Comimos entre lluvia y viento pero fue una muy agradable reunión. La primera foto es de parte del grupo con un arcoiris doble al fondo.
El Domingo día 4 de Enero del ya presente año volvimos a "Las Virtudes" por la ruta habitual. El perfil es bastante llano y se presentaba un día algo frío pero con cielo despejado. Además estabamos los 9 integrantes del grupo por vez primera en varios meses. Sin embargo, los problemas comenzaron de salida. Nada más montarme en la bicicleta me caí al no poder soltar el pie del pedal automático (las zapatillas que me puse son nuevas y todavía no me he acostumbrado). Menos mal que no me hice nada. Luego uno de nuestros compañeros tuvo un problema con el pedal y no teníamos una llave adecuada para afianzarlo. Así que fuimos haciendo paradas y atornillando como podíamos. En resumen, tardamos mucho más de lo que pensabamos. Finalmente llegamos a "Las Virtudes" y allí almorzamos (estaban de fiesta pues es costumbre allí celebrar Navidad y Reyes con algunas actividades especiales). Gracias a los buenos oficios de mi cuñado y a un martillo pudimos apretar lo suficiente el pedal y volvimos todo lo deprisa que pudimos. El final del recorrido fue a través de una estrecha senda (donde por cierto casi me vuelvo a caer) y llegamos a Elda con tiempo de prestar asistencia a otro aficionado al ciclismo que tenía una rueda desinchada. No hay fotos de la jornada pues me olvidé el móvil.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres